Festival de 100 Vinos Mexicanos

por Natalia López Mota

Tuvimos la oportunidad de visitar la Bodega la Redonda este pasado 3 de marzo. La bodega, ubicada en la carretera de Tequisquiapan-Ezequiel Montes, hospedó en sus instalaciones aproximadamente otras 30 bodegas de vino mexicanas.

Para aquellos que no han ido o escuchado del evento, el festival es una mezcla entre una fiesta,  kermesse y salón de degustación. Dirigido principalmente para consumidores finales y amantes del vino. Apto para profesionales del vino o gastronomía,  interesados en ver lo que se está haciendo actualmente en México.

Al día de hoy mucho se escucha de la Industria del Vino en México, tanto a su favor, como en su contra. En nuestra opinión, una industria en desarrollo, heterogénea de la que poco se puede generalizar.

 

¿Qué se puede encontrar en México actualmente?

Bodegas que han alcanzado estándares de calidad. Enfocadas en la producción de vinos tecnológicamente correctos para su gama media y baja, mientras que en su gama de vinos premium, aún hay trabajo que hacer para lograr una mayor expresión, equilibrio y complejidad.

Muchas bodegas relativamente jóvenes y entusiastas, ajustando sus procesos, definiendo su estilo. Algunas influenciadas por la tradición de otras bodegas en el extranjero, otras buscando elegancia,  otras buscando adaptarse a los hábitos de consumidores nuevos, otras con propuestas más sólidas y originales,  y finalmente, una que otra un poco desorientada, sabiendo que quiere hacer vino, pero realmente sin definir aún qué tipo de vino.

Así es que como es de esperar, algunas de estas bodegas con propuestas más interesantes que otras, algunas mejor logradas, mejor fundamentadas y hacia una mejor dirección que otras. Pero bueno en general, mucho trabajo por hacer para alcanzar un mayor control en su proceso y lograr los vinos que sueñan un día hacer. Un factor muy presente en este tipo de bodegas fue poca consistencia entre su gama de productos, así como varios vinos con fallas como altas concentraciones de acidez volátil  y sobredosis de sulfuro.

Y bueno, en general, podemos decir que México se sigue moviendo año con año. La competencia sana es una fuente que propicia la búsqueda de conocimiento, la diversidad y creatividad. Por lo que esperamos que ese sea el camino para  el crecimiento de tantas bodegas y proyectos en los próximos años, para sí consolidar una mejor, accesible y competitiva industria que llene de alegría y orgullo los paladares de todos.

.

Anuncios